navas de riofrío: entre caceras e historia

gallery/web_caceras-navillas

El arco de la entrada a la iglesia de la Inmaculada Concepción en Navas de Riofrío muestra una serie de misteriosas figuras representando el sol y la luna, un centauro, una sirena, un ave devorando una serpiente y así hasta 24 dovelas talladas con diversas escenas. Este bestiario es habitual en el estilo románico que sacralizó estas figuras paganas con la intención de enseñar y advertir. Esta portada y referencias documentales nos sitúan ya el pueblo en la primera mitad del siglo XIII.

Otro edificio importante para el pueblo es la ermita de San Antolín, construida en el 1733 sustituyendo a otra anterior, que al menos sería de comienzos del siglo XVII. Esta ermita solo se abre el día de San Antolín, el 2 de septiembre.

La red de caceras de Navas de Riofrío está documentada desde el siglo XVIII en relación con la importante industria de esquileos, y el lavadero de Navas de Riofrío. También existen citas sobre fincas dedicadas al lino a mediados del siglo XV y, dada la necesidad de agua para la maceración de estas fibras, es muy posible que una parte de la red estuviera funcionando ya en esos años. Esta histórica red de caceras ha sido recuperada y señalizada, pudiendo ahora disfrutar de los más de 4 kilómetros rehabilitados. 

Distribuidor de aguas en las rehabilitadas caceras de Navas